Página sin nombre
Página sin nombre

Santiago

NOMBRE OFICIAL DEL SEMINARIO
Seminario Pontificio Mayor de los Santos Ángeles Custodios

DIÓCESIS DE PERTENENCIA
Arquidiócesis de Santiago

AÑO DE FUNDACIÓN
1584

DIÓCESIS QUE SE FORMAN ACTUALMENTE EN EL SEMINARIO

Arquidiócesis de Santiago
Arquidiócesis de Antofagasta
Diócesis de San Felipe
Diócesis de Melipilla
Diócesis de Rancagua
Diócesis de Talca
Arquidiócesis de Asunción - Paraguay

RECTOR ACTUAL Y FORMADORES

Rector: Pbro. Cristián Castro Toovey

Prefecto de Teología y de Estudios: Pbro. Andrés Ferrada Moreira

Prefecto de Filosofía: Pbro. Rodrigo Quintanilla Romero

Prefecto de Propedéutico y Pastoral: Pbro. Manuel Martínez Ulloa

Directores Espirituales:
Pbro. Luis Migone Repetto
Pbro. Carlos Godoy Labraña

SITIO WEB
www.seminariopontificio.cl

DIRECCIÓN
Av. Walker Martínez # 2020, La Florida, Santiago, Región Metropolitana

CORREO POSTAL
Casilla 3-D – Santiago

NÚMERO TELEFÓNICO
2 2 4069500

EMAIL DE CONTACTO:
contacto@seminariopontificio.cl

RESEÑA HISTÓRICA

La historia del Seminario Mayor de Santiago se remonta al año 1584 cuando el tercer obispo de Santiago, fray Diego de Medellín, lo creó, recogiendo las disposiciones del III Concilio de Lima, aplicación del de Trento en América, que pedía que se fundasen casas de formación sacerdotal.

En un primer momento el Seminario funcionó en la cuadra de la Catedral. El primer rector fue el presbítero Francisco de la Hoz. Al comenzar el siglo XVII, el obispo Juan Pérez de Espinosa compró una propiedad frente al terreno de la actual parroquia Santa Ana para la primera casa del Seminario, donde permanecerá doscientos años y, además, puso al Seminario bajo el patrocinio del Santo Ángel de la Guarda. Debido a su origen también se le llamó Seminario Conciliar.

Durante el gobierno colonial el seminario fue uno de los principales centros educacionales de Santiago y del reino de Chile. Recibió la protección del rey de España, por eso también se le denominó Real Colegio Seminario. La vida de los seminaristas se vio afectada por la escasez de recursos y la pobreza originada por la distancia de Europa así como también los terremotos e incendios que dañaron la construcción. A mediados del siglo XVIII el obispo Manuel Alday y Aspeé se preocupó por elevar la vida académica y espiritual de los seminaristas, vinculando los estudios a la Real Universidad de San Felipe y estableciendo disposiciones para una mayor devoción entre los futuros sacerdotes. Principal colaborador de esta obra es el presbítero Juan Blas Troncoso, que se mantuvo en la rectoría cuarenta y siete años seguidos.    

En el periodo de la emancipación y el interés del gobierno patriota, el Seminario sufrió otra alteración en su curso normal. Para proveer una educación pública el Estado se impuso en un acuerdo mediante el cual el Seminario se debió unir a otras instituciones educacionales para la creación del Instituto Nacional, pero conservando la formación sacerdotal. En este periodo (1813-1835) las vocaciones fueron escasas. El obispo Manuel Vicuña recupera la independencia del Seminario, haciendo de su propia casa lugar de formación para los seminaristas.

La compra de los terrenos en Providencia en la mitad del siglo XVIII consolidó la vida del Seminario. Fue monseñor Joaquín Larraín Gandarillas el rector que produjo la más notable reestructuración de esta institución. Se preocupó de visitar seminarios europeos para lograr el mayor desarrollo del seminario haciéndolo conocido en todo el continente americano. Es en esta época cuando desde el Seminario se expande a todo Chile la devoción del Mes de María. Monseñor Juan Subercaseaux gestionó ante la Santa Sede el título de Pontificio, otorgado el 15 de agosto de 1929.

Desde la segunda mitad del siglo XX el Seminario se establece en Apoquindo. En 1968, después del Concilio Vaticano II, se decidió dejar estas dependencias para iniciar una experiencia formativa en distintos sectores de la Arquidiócesis. Los seminaristas adquirían su preparación junto a un sacerdote en medio de la vida parroquial. Siempre se mantuvo un rector a cargo de la formación de los futuros pastores. El Cardenal Silva Henríquez abre en 1971 la nueva casa “Las Rosas” en Puente Alto. El último cambio se produjo en el año 1977 con el traslado a las actuales dependencias en La Florida, donde han sido recibidas dos ilustres visitas: el Papa Juan Pablo II el 2 de abril de 1987 y al año siguiente al entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal Joseph Ratzinger, actual Pontífice.






Página sin nombre